Solo unos pocos trenes de corta distancia tienen asientos en clase económica no reservados, donde los boletos son válidos en cualquier tren, salvo restricciones de la tarifa abonada.

Si bien no se garantizan los asientos, los asientos de Clase Económica no reservados cuentan con la mayoría de la comodidades de los asientos de Clase Económica reservados, es decir, cómodos asientos amplios y reclinables y espacio amplio para las piernas para que pueda relajarse a lo largo de su viaje en tren. Asimismo, encontrará una bandeja plegable, luz para lectura individual y tomacorrientes eléctricos de 120v en su asiento.